Surf Shacks en Las Landas, descubre los mejores alojamientos para descansar y surfear.

A raíz del post anterior, donde repasamos el concepto de «surf shack«, hemos elaborado una lista de alojamiento que conocemos que encajan con esta filosofía. En esta primera parte, nos centramos en el sur de Francia, en la zona de las landas.

Seignosse

Uno de los primeros “surf shack” en el que hemos estado ha sido este apartamento en Seignosse. Yannick, el propietario ofrece un alojamiento súper cómodo y original, que tiene acceso directo a la playa a través de una duna, donde no suele haber mucha gente. Del apartamento directo al pico en menos de 5 minutos. Sin duda, una gran opción, para aquellos a los que nos gusta la zona de las Landas y quieren quedarse cerca Hossegor que está a menos de 10 minutos conduciendo.


Un par de años después, quisimos repetir en la zona de Seignosse y encontramos el apartamento de Antho y Florian, que nos encantó. Es una vivienda adosada en planta baja, con un altillo y terraza exterior. Se encuentra en uno de los conjuntos de viviendas típicos de Seignosse, edificaciones bajas metidas entre los pinares. A tan solo dos minutos a pie de una zona de playa a medias entre Les Bourdaines y Le Penon. Con un diseño interior muy cuidado, es un auténtico “surf shack” para disfrutar de una semana de relax, sobre todo si vas fuera de temporada, entre septiembre y junio.

Capbreton

A pocos kilómetros de Seignosse, en el tranquilo pueblo surfero de Capbreton, nos encontramos un Bed&Breakfast muy especial, el Ocean Garden Capbreton. Muy cerca de la playa de La Piste, ofrece un alojamiento tranquilo para vacaciones de surf, el sitio perfecto donde relajarte y cargar las pilas. Abierto recientemente por Jan y Craig, ofrece un ambiente calmado, rodeado de naturaleza y con un diseño sencillo, lleno de detalles inspirados en el entorno que lo rodea. Además, ofrecen la posibilidad de alquilar material deportivo: tablas de surf y SUP, skateboards, bicis, y disponen de una gran piscina en el jardín. En este enlace de booking podéis ver precios y disponibilidad.

Labenne

Para los que buscan una ubicación más tranquila en verano, a escasos 10 km de Capbreton, se encuentra el pequeño pueblo de Labenne. En la costa, Labenne Océan, descubrimos el Board’n Breakfast, un alojamiento regentado por una pareja, Anton e Ine, y su adorable familia.

Dispone de opciones para todos los gustos, desde villas privadas, cabañas con mucho estilo, habitaciones privadas y compartidas. Es el sitio ideal para tomarse un merecido descanso en la playa, rodeados de naturaleza. Ofrecen desayunos sanos y caseros, clases de yoga, cursos de surf, alquiler de bicis y fat bikes. Sin duda una experiencia inspiradora. Podéis ver precios y disponibilidad en booking.